¡Feliz próximo periodo traslacional terrestre!

El otro día, con tanta gente felicitando el solsticio de invierno por no pronunciar la temible Navidad y evitar así ser sospechoso de ateísmo poco profesional, recordé que había visto algo similar examinando los materiales del ALPI. Pequeño excurso. El ALPI es el Atlas Lingüístico de la Península Ibérica, un proyecto con una historia auténticamente novelesca. Fue una idea de don Ramón Menéndez Pidal y encargado a Tomás Navarro Tomás, ambas importantísimas figuras de la filología española, por si les pillo con el pie cambiado. Los cuestionarios estuvieron listos hacia 1930 y, apoyados por el Centro de Estudios Históricos, los tres equipos se echaron a la Península. La Guerra Civil interrumpió los trabajos y Navarro Tomás se llevó los materiales al exiliarse. Estos volvieron a España (al Consejo Superior de Investigaciones Científicas) en 1951 y entre 1947 y 1954 se completaron las encuestas. Después de la publicación del primer tomo, en 1962, se abandonaron las tareas para la publicación de los restantes y los materiales quedaron olvidados y desperdigados en varios archivos. Entre 1999 y 2001 fueron encontrados y fotocopiados por David Heap y ahora una gran parte de ellos están disponibles en la red (fuente de todo esto). Actualmente se está realizando un proyecto en el CSIC para digitalizar y cartografiar todos los materiales. Fin del excurso.

Pues hace unos años, mirando en los cuadernillos del ya explicado ALPI las diferentes respuestas para zorra (ya saben, zorra, raposa, vulpeja… No me sean.), encontré que en algunos sitios los entrevistados informaban de que, aunque la palabra existía, “pronunciarla traía mala suerte”. En 18 localidades (todas andaluzas o ciudadrealeñas) dieron respuestas alternativas a zorra (o sorra), “por no mentarla”.
En El Bosque, Chiclana de la Frontera y en Alcalá de los Gazules (todas en Cádiz) la llaman gandana, no sé bien por qué[1]. El origen del apelativo tarifeño es mucho más claro: bicho las gallinas. En Adamuz, Hornachuelos y Doña Mencía (sitas en la provincia de Córdoba), la llaman comadre. Y en Zafarraya (Granada), la ligera. Pero en la mayoría de sitios utilizan un nombre propio: en La Carlota y en Villaviciosa de Córdoba (Córdoba) la llaman Juanica, aunque el más común es María, usado en Fuencaliente y Carrizosa (Ciudad Real) y en Quesada y La Puerta de Segura (Jaén), donde dicen una maría, con artículo indefinido y todo. El diminutivo, Mariquita, lo usan El Viso del Marqués (Ciudad Real), en Marmolejo y en Navas de Tolosa (Jaén), aunque imagino que no con cariño. Pero mi favorito, y no por el adjetivo, sino porque tiene hasta apellido, es el de Montefrío (Granada): puta María García.

Perdonen la brevedad, pero se me ha echado el especial de Gila encima. ¡Muy feliz año 2013!


[1] Hablo en presente, aunque no tengo certeza alguna de que se sigan manteniendo estos apelativos. Es por cuestiones estilísticas, que soy muy coqueta.

5 comentarios en “¡Feliz próximo periodo traslacional terrestre!

  1. De todos modos supongo que Inés podría darte más información sobre el proyecto y especificarte algún dato más. La wikipedia no está muy actualizada.
    Cuídate

Responder a Anonymous Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>