El que quiera peces, que se coche el culo. Pero luego que no se meye…

 Extrañamente, todavía no me han mandado a freír espárragos cuando aparezco en pueblos de la geografía española y someto a alguno de sus habitantes a hora y pico de ver y describir vídeos en los que gran parte de mi familia y servidora realizamos acciones diversas, variopintas y, en ocasiones, absurdas, que es la única reacción que parece lógica. Al contrario, la reacción más habitual es preguntarme si de verdad me sirve para algo la entrevista. Por mucho que yo insista en que sí, creo que no acaban de creérselo mucho… Me miran preocupados, pensando que así no voy a conseguir ganarme el pan ni, mucho menos, fundar una familia. Pero enseguida quitan la cara de preocupación y vuelven a concentrarse en la pantalla, como diciendo: “Si tiene alguna opción de cobrar con estas cosas, por mí que no quede”.  O yo tengo mucha suerte al encuestar o hay mucha gente buena por ahí…
A veces, me regañan un poquito por no haber avisado con la suficiente antelación, lo que les hubiera permitido recabar todas las palabras idiosincrásicas del pueblo. Esta es una de mis reacciones favoritas (insisto en que la regañina es pequeña), pues suele venir de personas con una gran sensibilidad metalingüística y que suelen brindarme verdades lingüísticas como puños y palabras que nunca había oído, como hizo Amparo, no sé si recuerdan.
También Juani, de Gumiel de Mercado (Burgos), a pesar de no haber tenido tiempo para recopilar todas las palabras que le hubiera gustado, me dio unas cuantas… Comparto, pues vivo. Cuando llueve en Gumiel de Mercado (y doy fe de que esto puede llegar a ocurrir con virulencia) uno no acaba mojado, sino cochao (y, muy probablemente, con los panalones rezamostaos; esto es, sucios). En Gumiel, los débiles no son flojuchos, sino que están desainidos. No sé si tendrá algo que ver con desainar (que significa ‘desangrar’), pero en cualquier caso no parece ser exclusivo de Gumiel de Mercado, a juzgar por lo que dicen en este foro de La Nuez de Arriba, también en Burgos. La última, fantástica, es meyazas, que significa ‘meona’ y que parece venir de meyar, supongo que un estadio previo  de la forma mear.

¿Conocíais alguna de ellas? ¿Alguna idea de su origen?

4 comentarios en “El que quiera peces, que se coche el culo. Pero luego que no se meye…

  1. No sé si estará muy extendido o no, pero nosotros cuando estamos mojados nos “calamos” o nos “chipiamos”. Al que es un poco cabezaloca le llamamos “tarambaina” y al flojo, que no vale para trabajar, “falso”.

  2. Ekaitz: “Calar” creo que sí es habitual, no solo porque lo usó yo, que soy de Madrid y ya se sabe que nosotros no tenemos dialectalismos (GUIÑI, GUIÑO, CODO, CODO), sino porque lo incluye el DRAE… Sin embargo “chipiar” no lo había oído nunca. El DRAE también recoge la palabra, pero dice que es propia de El Salvador, donde significa ‘molestar’ o ‘frustrase’, así que yo creo que no deben de estar siquiera relacionadas. “Tarambaina” no lo había oído, aunque sí “tarambana”, con esa misma acepción (y tamibién lo recoge el DRAE). ¡Qué diptongo más interesante! Flojo tampoco lo he usado jamás en ese sentido… Pero dice (otra vez) la Academia que es un uso navarro aragonés, así que me lo creeré, :P. ¡Gracias por compartirlas!
    Lola: ¡Gracias, Lola! “Desainar” ‘desangrar’ viene de “desanguinare”, pero el participio que usan en Gumiel tendría que venir de “desainir”, ¿que podría venir de “aína”? :S

  3. En mi pueblo hay una cuantas palabras que pueden tener sustrato euskérico. Ahí está el “mustur” para el currusco de pan, “aputir” para ponerse de puntillas, “malatrapaciau” es el enclenque, “malpariau” es el malparido, “alpargatón” es todo aquello que no es ni alpargata ni zapato… ¿quién da más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>